Pulso por debajo de lo normal: ¿Qué es y cuáles son las causas?

La bradicardia

Es un fenómeno que puede desencadenarse por diversas enfermedades del corazón; o bien, puede ser considerado normal. Todo depende de la situación en la que se presente, así como de la persona.

La bradicardia aparece principalmente en personas que se encuentran en la franja de la tercera edad de la vida, y sus consecuencias van a depender estrechamente de lo que la esté ocasionando; es decir, de cuál o cuáles sean sus causas.

Específicamente, hablamos de pulso bajo o bradicardia cuando los latidos del corazón descienden a menos de 60 por minuto.

Ya que se considera que un corazón normal late entre 60 y 100 cada 60 segundos. Un diagnóstico de bradicardia significa que el corazón late a menos de 60 latidos por minuto, ya sea de forma ocasional (en donde se hablaría de bradicardia paroxística, es decir, de vez en cuando) o constantemente.

Aunque la bradicardia puede ser considerada normal en personas jóvenes y en especial en aquellos que realizan actividad física con frecuencia; en otras personas, puede ser verdaderamente peligroso.

No obstante, la bradicardia no puede medirse de la misma forma en todos los grupos etarios; por ejemplo, en el caso de los bebés; un pulso por debajo de lo normal sería de menos de 100 latidos por minuto. Así que, en caso de duda, siempre debemos de consultar a un médico.

Los síntomas de la bradicardia

La mayoría de las veces (y sobre todo si la bradicardia es leve) no va a presentar ningún tipo de síntoma. En caso de que aparezcan, los más comunes son los siguientes: mareos, fatiga, debilidad, palpitaciones y malestar en la zona del pecho.

Además, puede desencadenarse debido a múltiples factores, tanto internos como externos; como es el caso de ciertos medicamentos, incluidos ciertos medicamentos que se usan para tratar la hipertensión y las arritmias, así como bloqueos cardíacos o de arterias. Al ralentizar el corazón, el cerebro y el cuerpo no pueden obtener suficiente sangre.

Por otra parte, debemos de tener en cuenta que un pulso por debajo de lo normal (esto de forma leve, por ejemplo, el tener entre 50 y 60 latidos por minuto) en la noche o durante el sueño es algo más común de lo que se podría creer en un inicio. Es por ello que muchas personas descubren que presentan una bradicardia mientras duermen sólo cuando el médico les manda un holter de 24 horas.

¿Cuáles son las causas de un pulso cardíaco bajo?

Como mencionamos al principio del artículo, la bradicardia o pulso por debajo de lo normal ocurre principalmente en la población anciana. Las causas más frecuentas que se presentan de un pulso por debajo de lo normal son el daño al tejido del corazón, algo típico en la vejez; o bien, alguna enfermedad cardíaca o un infarto que se ha presentado previamente, aunque también puede aparecer por apnea del sueño o, incluso, por hipertensión no controlada (o controlada con betabloqueantes).

Las consecuencias más comunes de la bradicardia

Las consecuencias dependen estrechamente de cuáles sean los parámetros del pulso. Las consecuencias más comunes de la bradicardia suelen ser desmayos o caídas; aunque, si estamos hablando de una grave, podría presentarse incluso una muerte súbita.

Al respecto, es importante saber que las personas que tienen antecedentes de problemas del corazón graves entre sus familiares directos deben someterse a un diagnóstico, ya que la mayoría de estos problemas del corazón terminan por heredarse.

Bradicardia sinusal: ¿qué es y cuáles son sus características?

La bradicardia sinusal es común en personas jóvenes; así como en deportistas que entrenan de forma frecuente. Así mismo, no es infrecuente en pacientes de edad avanzada que toman medicamentos para la presión arterial o padecimientos del corazón, como lo pueden ser betabloqueantes, amiodarona, entre otros.

La bradicardia sinusal en la gran mayoría de las ocasiones no presenta ningún tipo de signo o síntoma y no requiere tratamiento. Sin embargo, existen enfermedades cardíacas en las que los pulsos excesivamente lentos sí que pueden dañar la calidad de vida del paciente.

¿Qué son las bradiarritmias? Características y peligros

Los trastornos en la conducción de los impulsos cardíacos se denominan arritmias cardíacas. Las bradiarritmias, en específico, son trastornos del ritmo cardíaco en los que se altera el ritmo del latido, al mismo tiempo que se presenta un pulso por debajo de 60 lpm.

Hay múltiples divisiones que pueden desencadenar las bradiarritmias. Dependiendo de los síntomas, se pueden dividir en sintomáticos y asintomáticos, según la duración en permanentes y transitorios, mientras que la división más importante distingue solo el lugar de aparición de la desaceleración de la frecuencia cardíaca.

Las bradiarritmias persistentes ocurren debido a una enfermedad cardíaca, mientras que las transitorias son causadas por medicamentos, alteraciones electrolíticas o infecciones. Aunque la mayoría de las bradiarritmias asintomáticas y transitorias no requieren tratamiento, algunas formas más graves incluso requieren la instalación de un marcapasos permanente.

El tratamiento de una bradiarritmia suele llevarse a cabo por medio de la implantación de un marcapasos permanente (ES) (por supuesto, realizada por un médico especialista); el cual es un dispositivo electrónico que tiene la función principal de monitorear la frecuencia cardíaca de una persona para que, en el momento en que ésta sea insuficiente, como al tener un pulso por debajo de lo normal, envía ciertos estímulos eléctricos que mejoran el funcionamiento rítmico del corazón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *