adelgazar comiendo piña

¿La piña sirve para adelgazar?

Las propiedades de la piña se han utilizado durante mucho tiempo en la medicina natural. Esta fruta se utiliza, entre otras en el tratamiento de enfermedades respiratorias, con el fin de mejorar la digestión o adicionalmente en la cicatrización de heridas y fracturas, e incluso para eliminar parásitos gastrointestinales.

Desde la década de 1970, los médicos también han utilizado la piña. Todo gracias al contenido de vitaminas, minerales, ácidos de frutas y bromelina, un grupo de enzimas con muchas propiedades médicas.

¿La piña sirve para adelgazar? Sí

La piña debe sus propias propiedades adelgazantes principalmente a la bromelina, que intensifica el metabolismo. La bromelina también tiene propiedades desinfectantes: mejora la microcirculación y apoya la eliminación de las reservas de líquidos del cuerpo. La piña también es el centro de la pectina, una fibra dietética que crece y llena el estómago, haciéndote sentir satisfecho por más tiempo. La fibra también apoya el mecanismo de desintoxicación del cuerpo.

Es importante destacar que solo la piña fresca y madura tiene tales propiedades (las inmaduras acidifican el cuerpo innecesariamente).

La piña de lata, bañado en encurtidos de azúcar, es una bomba calórica, desprovista de vitaminas y minerales.

El uso de la piña durante una dieta de adelgazamiento se recomienda para personas que siguen una dieta, tienen poca actividad física y llevan un estilo de vida sedentario.

Así mismo, la piña tendrá un efecto positivo en las personas que quieran prevenir el efecto yo-yo tras completar un tratamiento adelgazante.

Composición de la piña

Gracias a la bromelina, la dieta de choque de la piña ha ganado popularidad. La mezcla de enzimas encerradas en la fruta mejora el mecanismo digestivo, aumenta la absorción de proteínas y reduce las células grasas. La bromelina también tiene propiedades limpiadoras y ayuda a eliminar el exceso de agua del cuerpo.

La presencia de la piña en una dieta adelgazante es buena debido a la fibra que contiene, que mejora la peristalsis intestinal, previene el estreñimiento, apoya el mecanismo de desintoxicación, ayuda a mantener estable el nivel de azúcar en sangre y reduce la fracción dañina del colesterol. Es más, comer alimentos ricos en fibra te ayuda a mantenerte satisfecho durante mucho tiempo, lo que facilita evitar los bocadillos entre comidas.

Una sustancia que tiene un impacto especial en la pérdida de peso es la vitamina C, que se encuentra en la piña, interviene en muchos mecanismos relacionados con la quema de grasa en el organismo y además previene su acumulación en forma de tejido adiposo.

Una característica importante de la piña en una dieta de adelgazamiento es el hecho de que la fruta es baja en calorías: 100 g contienen solo 47 kcal.

¿Qué es la dieta de la piña?

Una dieta a base de platos de piña facilita la digestión, limpia y estimula el organismo, y además permite adelgazar unos kilos en un santiamén. Una dieta de piña adecuadamente equilibrada consta de cinco comidas pequeñas al día, en las que la fruta se ingiere con pequeñas cantidades de proteína animal. También puedes combinarlos con diversas frutas y verduras. Durante el tratamiento, es necesario que se beban beber al menos dos litros de agua al día.

Así mismo, puedes beber infusiones, así como extracto de piña preparado individualmente, que también tiene grandes propiedades depurativas y adelgazantes.

La condición para la efectividad de la dieta es comer solo piñas frescas, porque en el curso del tratamiento térmico (que se somete a la popular piña enlatada), estas frutas pierden sus elementos más importantes con un efecto adelgazante: bromelina y vitamina C. Además, las conservas de piña generalmente se endulzan de forma artificial, lo que terminaría por perjudicar los resultados de la dieta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *